Uso de cookies

GNOSS usa cookies, propias y de terceros, con finalidad principalmente técnica y necesaria para prestación de nuestros servicios y mostrarles contenido relevante. Más información en nuestra política de cookies.

ACEPTA para confirmar que has leído la información y aceptado su instalación. Puedes modificar la configuración de tu navegador.

Marca personal

Marca personal

Las empresas más exitosas son aquellas que, además de gestionar bien su negocio en el plano operativo, son capaces de definir e implementar una estrategia que les permita hacer sostenible su negocio en el largo plazo y obtener así mayores beneficios. Sin una estrategia, lo más probable es que una empresa vaya dando bandazos y cambiando sus objetivos de manera aleatoria, con el consiguiente desconcierto para los empleados y con el empobrecimiento de sus resultados.

 

AUTOR | Elvira Vega. Subdirectora de Formación y Desarrollo de RRHH de MAPFRE


Entre los instrumentos de los que disponen las organizaciones para cumplir sus objetivos de negocio, contamos con el marketing y la comunicación. Así, si queremos posicionar nuestros productos y servicios, y dirigirlos a un segmento concreto de la población, tenemos que invertir en marketing para crear una marco, darlos a conocer y que los clientes prefieran nuestros productos antes que los de nuestros competidores.

Realizando esta misma reflexión, pero en el ámbito del individuo y no en el de la empresa, llegamos a la siguiente conclusión: a nivel personal aún debemos aprender a planificar nuestra vida profesional con el mismo rigor con el que lo hacemos en nuestras respectivas empresas. Nos falta plantearnos una estrategia personal, con objetivos concretos (medibles, alcanzables, retadores, realistas y que nos entusiasmen); una visión, que nos transporte a donde queramos llegar. Y, sobre todo, nos falta pensar en nuestra estrategia de marca personal, ¿qué quiero ser?, ¿cómo quiero que me perciban los demás?, ¿qué tengo que hacer para que eso ocurra? Esto es lo que los anglosajones denominan “personal branding”.

Lo que tenemos que hacer para que eso ocurra es ser “coherentes”, y seleccionar cuidadosamente los pasos que vamos a dar y dónde los vamos a dar, para crear esa imagen de nosotros mismos que, sin faltar a la verdad, nos permita mostrar aquello que queremos que los demás valoren y que nos hace únicos.

Desde aquí proponemos un ejercicio, útil para todos aquellos que quieran diseñar su “plan estratégico personal”:



  1. Crea tu visión personal y profesional. Responde a la pregunta: ¿dónde te gustaría verte dentro de dos años?
     
  2. Diseña tu plan estratégico. Redacta objetivos concretos, que te puedan ayudar a alcanzar esa visión sobre la que has reflexionado previamente. Estos objetivos tienen que tener un plazo en que se deberían cumplir.
     
  3. Realiza un seguimiento periódico de los objetivos que te has propuesto; analiza el grado de avance y valora en qué medida están contribuyendo a que consigas alcanzar tu visión.
     
  4. Corrige posibles desviaciones, poniendo en marcha acciones que quizá no habías contemplado en un principio, pero que ahora se hacen necesarias para que consigas tus objetivos personales.

De forma resumida y a modo de ejemplo, pensemos en una persona cuya visión sea “convertirse en un alto directivo de una multinacional”. Es muy probable que esta persona deba revisar en primer lugar su experiencia, formación, conocimiento de idiomas y sus habilidades para dirigir y desarrollar equipos. Al mismo tiempo, debería decidir si, ante esa posición que desea ocupar, es aconsejable estar presente en redes sociales o no; en caso afirmativo, en qué redes debería estar, de qué modo (profesional, personal…); o pensar si es conveniente tomar parte en foros profesionales, seleccionando el nivel de los mismos. Todo ello nos confiere una determinada “marca personal” que hace que se nos perciba como un “producto” dirigido a todos los públicos o bien a un público más selecto. Ninguno de los dos escenarios es mejor o peor que el otro, sólo es cuestión de decidir dónde queremos estar cada uno de nosotros y aplicar la coherencia en los pasos que vayamos dando.

Merece la pena dedicar unos minutos a pensar sobre nuestro futuro personal y profesional (estrategia), como base para forjar nuestra “marca personal”, que nos ayude a posicionarnos dónde cada uno decida que debe estar.

 

Categorías:

Etiquetas:

Licencia:

  • Se respeta la licencia original del recurso.

Compartir:

mode_comment comentarios (0)

¿Quieres comentar? Regístrate o inicia sesión